DENUNCIA PÚBLICA N° 9 REGIÓN DEL GUAYABERO – COLOMBIA. GRAVE CRISIS DE DERECHOS HUMANOS: EXPLOSIÓN DE ARTEFACTOS EXPLOSIVOS, PERSONAS HERIDAS E INTIMIDACIÓN ANTE LA PRESENCIA DEL EJERCITO NACIONAL EN LA REGIÓN DEL GUAYABERO

Posted on Posted in Noticias

Desde el Espacio Humanitario Campesino del Guayabero (En adelante espacio Humanitario), como lugar exclusivo de población civil; amparado en el Derecho Internacional Humanitario -DIH-, compuesto por organizaciones sociales defensoras de Derechos Humanos, comunidades eclesiales, de fe y organizaciones de la población civil,  rechazamos los hechos de violencia que se han venido presentando en la vereda Nueva Colombia que pone el riesgo la vida de la población civil y denunciamos que continúan las violaciones a Derechos Humanos por parte de la Fuerza Pública en la región del Guayabero.

 

HECHOS

 

Desde el Espacio Humanitario Campesino denunciamos públicamente:

1. El 26 de marzo del 2021, Las comunidades campesinas de la vereda Caño Cabra, la Guardia Campesina y miembros del Espacio Humanitario Campesino del Guayabero, participaron en una reunión convocada por las Tropas de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega (En adelante FUTCO), pertenecientes al batallón de operaciones terrestres N°4. En dicha reunión las comunidades campesinas, insisten en el respeto a los Derechos Humanos y solicitaron a los militares que cada vez que convoquen a estas reuniones se brinden garantías para la vida, ya que uno de los militares que se encontraba en la reunión tenía el fusil desasegurado.

De igual forma, mencionaron que continuaran exigiendo una mesa de negociación regional, que permita buscar una salida concertada ante la grave crisis humanitaria y de Derechos Humanos que viven las comunidades aledañas al río Guayabero.

 

2. El 2 de abril del 2021, se escucha el estallido al parecer de dos artefactos explosivos en la vereda Nueva Colombia, el primero estalla sobre las 4:45 de la tarde en un punto conocido como el Chimborazo y el segundo es activado sobre las 9:13 de la noche en una finca cercana al caserío de la vereda Nueva Colombia. A la fecha no se reporta ninguna persona herida o muerta.

 

3. El 3 de abril del 2021 miembros de la comunidad socializaron al interior del Espacio Humanitario Campesino del Guayabero, que militares adscritos a la FUTCO, estuvieron preguntando por una de las personas defensora de Derechos Humanos que hace parte de la misión Humanitaria en Territorio. La comunidad refiere que llegaron preguntando por “la Chiquitica esa, que hace parte de la misión humanitaria” y a su vez el militar asegura “Esa chiquitica que va allá, esa es agresiva” mientras las persona de la Misión Humanitaria[1] retornaba al Espacio Humanitario, ubicado en el caserío de la Vereda Nueva Colombia.

De igual forma las comunidades manifestaron que “mientras no hubo presencia de miembros del Espacio Humanitario, algunos de los militares que se ubicaron en el caserío durante aproximadamente dos horas, estuvieron tiempos prolongados sentados y parados frente a la fachada del Espacio Humanitario, cuando ustedes llegaron los militares se retiraron” esto generó temor en las comunidades, quienes han manifestado su preocupación ante la presencia prolongada del ejército nacional en el caserío, ya que esto pone en riesgo la vida de la población civil, ante la presunta presencia actores armados ilegales.

 

4. El día 4 de abril del 2021 tres soldados, adscritos a la FUTCO se acercaron a las Instalaciones del Espacio Humanitario, uno de ellos cuestionó la labor realizada en materia de Defensa de los Derechos Humanos que se viene adelantando en la región. Afirmó que su superior les comentó que en uno de los diálogos llevados a cabo en la vereda Caño Cabra entre miembros del ejército, las comunidades campesinas, Guardia Campesina y el Espacio Humanitario, en el punto conocido como el Charcón, uno de los campesinos los amenazó diciéndoles que presuntamente él tenía tres familiares en la guerrilla y que los iban a matar si se metían con ellos.

Invitamos a los miembros del ejército nacional a revisar el material audiovisual que queda como producto de la reunión y abstenerse de realizar afirmaciones tendenciosas que buscan estigmatizar y ponen en riesgo a la población civil.

 

5. El 4 de abril del 2021 las comunidades campesinas de la vereda Nueva Colombia, veredas aledañas y miembros del Espacio Humanitario, participaron en una reunión convocada por las Tropas de la FUTCO, pertenecientes al batallón de operaciones terrestres N°4, en dicha reunión se manifestó la preocupación de las comunidades ante la presencia de los militares en el caserío, les dijeron “nosotros no le prohibimos el ingreso al caserío, pero si les pedimos que no lo hagan tiempos tan prolongados, ya que como ustedes saben, esto está catalogado como zona roja, nosotros comprendemos su trabajo en territorio, pero comprendan también que el que estén haciendo presencia en cada esquina, muy cerca de las casas donde habitamos la población civil, no nos están brindado protección sino que nos está generando un riesgo muy alto (…) Pedimos que se respete la normatividad internacional y el Derecho Internacional Humanitario

Como respuesta; los militares manifestaron desconocer el marco normativo amparado por el Derecho Internacional Humanitario en el cual se exige el respeto de lugares protegidos[2] dentro del cual se ubican las escuelas, hospitales, lugares de culto y zonas, espacios o asentamientos humanitarios exclusivos de población civil.

Es importante mencionar que las tropas se encuentran acampando aproximadamente a un kilómetro del caserío y que desde el pasado 3 de abril han usado como punto de transito cotidiano la cancha que hace parte del Centro Educativo Nueva Colombia.

Reunión domingo 4 de abril en el caserío de la Vereda Nueva Colombia

Municipio de Vista Hermosa, Meta.

6. El día 5 de abril del 2021, siendo las 10:04 a.m. es activado al parecer un artefacto explosivo aproximadamente a 10 metros del Centro Educativo Nueva Colombia, a la fecha se desconoce si hay personas heridas o muertas. Sobre las 2:00 pm, miembros de ejército nacional detonaron de manera controlada otro artefacto explosivo que se encontraba cerca al caserío, al centro educativo y el Espacio Humanitario.

 

7. El 5 de abril del 2021, 10 militares, miembros del ejército Nacional, adscritos a la FUTCO ingresaron armados al Centro Educativo Nueva Colombia, 30 minutos después la activación del artefacto explosivo, tres de ellos, realizaron interrogatorio a los docentes que hacen parte del centro educativo. Los docentes refieren al Espacio Humanitario “Los militares ingresaron, realizaron una revisión detallada del centro educativo, revisaron las canecas de la basura, salones y la casa docente, argumentando que debían asegurarse de que no hubiera más artefactos explosivos en el área, es importante mencionar que los militares no nos solicitaron que nos moviéramos del área para salvaguardar nuestra vida”

 

8. El 7 de abril del 2021, miembros de la comunidad de la vereda Puerto Cachicamo manifestaron al Espacio Humanitario que “el pasado domingo, 4 de abril del 2021, sobre las 3 de la tarde el joven de 17 años de edad, Iván Andrés Orrego Torres, fue gravemente herido por tropas de la FUTCO. Iván Andrés salió de aquí, de cachicamo, porque se iba a trabajar. En el camino unas personas le pidieron el favor que les hiciera un expreso, el aceptó hacer el expreso, él iba manejando la moto, cuando es impactado por al parecer tres tiros de fusil, como comunidad manifestamos que nunca se presentó ningún enfrentamiento en la vereda Miraflores, simplemente los miraron y les descargaron bala, no fue ningún enfrentamiento como lo dice la Fuerza Pública, no son combates, ese chino no llevaba ni siquiera un cuchillo o un cortaúñas. Él se encuentra en el hospital de Villavicencio. Nosotros damos fe y testimonio, de que él hace parte de nuestra comunidad, y que no tiene nada que ver dentro del conflicto, es un civil, una persona normal, aquí todos reconocemos al muchacho porque ha estado trabajando aquí, con nosotros.”

 

9El día 8 de abril del 2021 siendo las 12:01 de la mañana se escucha al parecer la activación de un artefacto explosivo cerca al centro poblado de Nueva Colombia, El centro Educativo y Espacio Humanitario Campesino del Guayabero. A la fecha se desconoce si hay personas muertas o heridas.

Los militares ingresaron a primera hora al caserío, este se encuentra militarizado. Las comunidades campesinas y las organizaciones defensoras de Derechos Humanos, hemos reiterado que los últimos hechos presentados ponen en riesgo a la población civil ante la presencia de actores armados legales e ilegales en la región. Exigimos el respeto a la vida y la integridad física de las comunidades campesinas.

Desde el Espacio Humanitario, nos unimos al llamado de las comunidades campesinas que exigen garantías para la vida, la integridad física y moral de la población civil que habita en la región del Guayabero.

De igual forma rechazamos cualquier acto de violencia, violación a los Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario por parte de cualquier grupo armado, legal e ilegal en la región del Guayabero.

 

ANTECEDENTES

 

  • Desde el mes de mayo del 2020 se vienen adelantando manifestaciones por parte de las comunidades campesinas de la región del Río Guayabero por la violación a derechos humanos que se ha originado en el marco de los operativos de erradicación forzada realizados por la Fuerza de tarea conjunta Omega.

 

  • Entre el 18 y el 27 de julio del 2020 se desplegó una Misión Humanitaria, compuesta por organizaciones sociales defensoras de derechos humanos, que verificó la situación de violación a derechos humanos y realizó la respectiva visibilización a través de un comunicado público y una rueda de prensa.

 

  • El 12 de septiembre se instaló el Espacio Humanitario Campesino con el objetivo de: Consolidar un espacio de acompañamiento humanitario mediante la presencia permanente de organizaciones sociales defensoras de Derechos Humanos, comunidades eclesiales, de fe y la sociedad civil, a través de las cuales se permita prevenir, documentar y visibilizar las vulneraciones a los Derechos Humanos que viven las comunidades campesinas en la región del Guayabero. Desde 12 de septiembre del 2020 hasta la fecha, el Espacio Humanitario Campesino del Guayabero se han denunciado públicamente y ante autoridades competentes numerosos hechos de amenazas directas y las agresiones contra los Derechos Humanos de campesinos y campesinas en la región del Guayabero. Esta información se encuentra referenciada de manera pública en la página web de la Corporación Claretiana Norman Pérez Bello a través de las 7 denuncias públicas emitidas hasta la fecha.

 

  • El 6 de marzo del 2021 hacen presencia tropas de Ejército Nacional, adscritos a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega – FUTCO, pertenecientes al Batallón de operaciones terrestres N° 6 en la vereda Caño Cabra Alto. Mientras miembros de la comunidad se encontraban reunidos en la Casa del Señor José Adonel Núñez, el Capitán Álvaro Pantoja se acerca a la casa de los civiles les interpela diciéndoles “a mí no me gustan estas reunioncitas” “Yo tengo autorización para llevármelos a todos, así que si yo quiero me los puedo llevar en un helicóptero” Las comunidades campesinas denuncian estos actos de intimidación y presunto destierro por parte de la fuerza pública.

 

  • El 6 de marzo del 2021 llegan tropas del de ejército nacional, adscritos a la FUTCO, pertenecientes al Batallón de operaciones terrestres N° 6 a la finca del Señor José Adonel Núñez, campesino de la región y afiliado a la Junta de Acción Comunal de la vereda Caño Cabra. Cuando el campesino llegaba a su casa, se encontró con los militares, quienes le tomaron fotos a su embarcación, el campesino les pregunta ¿Por qué le toman fotos a la embarcación?, el militar le pregunta ¿Para donde lleva ese combustible? El campesino le responde, para la casa, con ese combustible es con el que puedo mover la embarcación, este es nuestro único medio de transporte” ¿Usted para qué está tomando esas fotos?” El militar le responde: “para prevenir” los militares le mencionaron al Señor José Adonel: “nosotros estamos seguros de que esta finca es un llegadero de la guerrilla (…)” El campesino responde “si este fuera un “llegadero” de la guerrilla yo no estaría aquí, presentándome ante ustedes, yo no debo nada”. De igual forma la comunidad manifestó que los militares acamparon del 6 al 12 de marzo del 2021 a menos de 600 metros de la vivienda del Sr. José Adonel, quien vive con su esposa y dos trabajadores, quienes reiteran que son población civil. José Adonel mencionó que durante los días que se encontró el Ejército acampando cerca de su vivienda, los militares no le permitieron moverse libremente por el territorio.

 

  • Las comunidades han denunciado al Espacio Humanitario que tropas del de ejército nacional, adscritos a la FUTCO, pertenecientes al Batallón de operaciones terrestres N° 6, del primer pelotón de la compañía alfa 1, han hecho firmar a miembros de la comunidad “certificación del plan veredal sin la respectiva socialización de los protocolos de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario y ven con preocupación que se hayan dejado espacios en blanco sin el respectivo diligenciamiento en dicha certificación. Las comunidades exigen que se socialice de manera amplia, clara y expedita los protocolos en materia de Derechos Humanos y Derecho Internacional  Humanitario que dicen estar manejando en territorio, ya que las acciones denunciadas en el presente documento, no deja ver de manera clara la aplicación de dichos protocolos. Insistimos que el respeto de los Derechos Humanos no sólo se da en un trato formal, sino en acciones contundentes y coherentes con los postulados nacionales e internacionales en defensa de los DD.HH  y el DIH.

 

SOLICITUDES

 

1. Al gobierno nacional en cabeza del presidente Iván Duque Márquez, solicitamos atender los llamados de las comunidades de la Región del Guayabero que piden un trato justo y digno en la exigencia de su derecho a la tierra y la permanencia en el territorio, derecho a ser escuchados por las instituciones y las autoridades competentes que permitan concertar salidas a la crisis Humanitaria que vive la región. 

Cumplir con lo pactado en el marco del Acuerdo de Paz, en especial el punto uno sobre reforma rural integral y el punto cuatro sobre solución al problema de las drogas ilícitas. Que se priorice la sustitución concertada, gradual y voluntaria por encima de la erradicación forzada y se establezca una mesa de diálogo y concertación en la región del Guayabero, para encontrar soluciones sostenibles y permanentes para esta región. A su vez que se brinden garantías de seguridad y el debido proceso para la de reincorporación de excombatientes a la vida civil.

Revisar las órdenes del ejecutivo que están desarrollando las fuerzas militares en la región, ya que los efectivos manifiestan que “están cumpliendo órdenes presidenciales” las cuales atentan contra los derechos a la vida, la

seguridad, la libre movilidad y están generando una crisis humanitaria sin precedentes en la región.

 

2. A la Procuraduría General de la Nación, iniciar investigaciones disciplinarias contra los militares responsables de violaciones a Derechos Humanos; exigir a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega el respeto irrestricto

de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario en el marco de los operativos que se adelantan en la Región del Guayabero.

 

3. A la Defensoría del pueblo, hacer presencia en el territorio, acompañar a las comunidades campesinas y los operativos de erradicación forzada para exigir el respeto de los derechos humanos a los militares y emitir una alerta de inminencia por el riesgo en el que se encuentran las comunidades por las continuas agresiones cometidas por la Fuerza pública y la presunta presencia de actores armados ilegales en el territorio.

 

4. A la Fiscalía General de la Nación y entidades competentes activar el protocolo de protección del menor de edad Iván Andrés Orrego Torres, quien se encuentra herido y solicitamos que se realicen las investigaciones pertinentes que permitan esclarecer los hechos ocurridos el pasado 4 de abril del 2021 en la vereda Miraflores.

 

5. Al Ministerio de Defensa y las Fuerzas Militares, realizar las investigaciones disciplinarias y penales internas necesarias para establecer responsabilidades frente a la violación a derechos humanos en el marco de los operativos de erradicación forzada y dar instrucciones precisas sobre el respeto sin condiciones de los derechos humanos por parte de las tropas.

Instruir a los efectivos militares en Derecho Internacional Humanitario, para que respeten y no hagan uso de lugares protegidos por el DIH, como escuelas, canchas de fútbol, entre otros espacios personales y colectivos de la sociedad civil, así como el respeto por los espacios, zonas o asentamientos humanitarios que se encuentran en la región, exigiendo que como funcionarios públicos, deben presentarse ante las comunidades de manera clara y visualizada, que cada vez que estén cumpliendo con sus labores porten de manera adecuada los uniformes e insignias y el respeto a los Derechos Humanos y el Derecho internacional humanitario.

 

6. A las Alcaldías Municipales de Vistahermosa y Puerto Rico, como a la Gobernación del Meta, para que como autoridades civiles garanticen la atención a la población civil que en estos momentos vive una grave crisis de Humanitaria y de Derechos Humanos, producto de los diferentes operativos militares que se están presentando en el territorio y las múltiples violaciones de derechos humanos de las que han sido víctimas.

 

7. A la Comunidad Internacional velar por la garantía de Derechos Humanos de habitantes de por lo menos 100 veredas de la región del Guayabero que se han visto afectadas por el incumplimiento a los acuerdos, la estigmatización y el tratamiento del gobierno nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

Espacio Humanitario Campesino del Guayabero.

Corporación Claretiana Norman Pérez Bello

(Organización acompañante)

corpoclaretiananpb@corporaciónclaretiana.org

[1] Reiteramos que nuestra labor en territorio se adhiere a los principios de neutralidad, humanidad e imparcialidad, que nuestras apuestas como defensores y defensoras de derechos humanos están al servicio de la vida y la paz, que nuestra labor en territorio está guiada por la presencia solidaria, de diálogo y de acompañamiento humanitario, psicosocial y espiritual a las comunidades campesinas de la región del Guayabero, que permitan responder a la grave crisis humanitaria y de Derechos Humanos que vive la región desde el pasado mes de mayo del 2020.

[2] Https://wiki.salahumanitaria.co/wiki/espacio_humanitario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.