Caño Mochuelo – Casanare

 

CIVILIZACIONES AL BORDE DE LA EXTINCIÓN
Ubicación: Municipio de Paz de Ariporo y Hato Corozal, departamento del Casanare – Colombia.

A orillas del río Ariporo, en el extremo oriental del departamento del Casanare sobreviven en pequeños poblados 9 pueblos indígenas. La Corporación Claretiana con la iniciativa misionera del P. Héctor Guzmán CMF., acompaña a cinco comunidades: Sikuani, Sáliba en temas de fortalecimiento organizativo. A los Maiben Masiware (de San José de Ariporo y Betania) y al pueblo de los Tsiripus (Considerados por la Corte Constitucional “pueblos al borde de la extinción” con una población máxima de 62 personas -Auto 004 de 2009-), en aspectos de fortalecimiento organizativo y soberanía alimentaria.

La Corporación tiene un equipo permanente en los asentamientos del Pueblo Maiben Masiware o Masiware San José del Ariporo y Betania y desde allí se desplaza a los otros asentamientos para realizar las actividades.

 

Antecedentes: Estos pueblos fueron afortunadamente excluidos por el centralismo administrativo e industrial y ellos mismos optaron por la selva para evitar el contacto represivo de los colonos “blancos”. Con las nuevas oleadas de colonización a partir de los años 50, por el desplazamiento ocasionado en la Época de la Violencia que llevó a migraciones de las regiones centrales del país a las fronteras agrícolas y selváticas de la Orinoquia, los pueblos indígenas se ven asediados y perseguidos como en las épocas de la conquista y la colonia española.

La ocupación de los territorios utilizados tradicionalmente por los nativos en las correrías, invadidas ahora por los colonos, impidió una vez más la movilidad de los indígenas y a delimitar el territorio en fundos y hatos ganaderos. Algunas prácticas para reprimir a los indígenas y obligarlos a alejarse de los colonos fueron las conocidas guahibiadas, en las que los colonos armados, en caballos y con perros los perseguían y los sacrificaban sin importar si fueran niñas, mujeres, ancianos y hombres. De ello los indígenas guardan el amargo recuerdo y la desconfianza hacia los “blancos” como nos llaman ellos.

 

Origen y Dios: Según una de las versiones de su origen en la Cosmovisión Masiware existe la creencia de que, en tiempos ancestrales, la gente vivía dentro de la tierra Nonto y Wasoi, seres mitológicos…

 

Autoridad Indígena: El reconocimiento de liderazgo lo tienen los hombres mayores o ancianos. Aunque el Capitán sea a quien la comunidad elige como representante, ante las otras comunidades y autoridades, todavía los ancianos ejercen una fuerte influencia en las decisiones y destinos del pueblo.

Con Pueblo Sikuani ubicado en el municipio de Hato Corozal el programa claretiano acompaña un proyecto de formación con la comunidad de getsemani del pueblo sikuani principalmente de fortalecimiento a la mujer indígena mujer Lekonewa mujer sabia, trabajadora, fuerte y guerrera.

Con el pueblo Saliba en la comunidad Morichito Hato Corosal Casanare se acompaña en la en el fortalecimiento organizativo, defensa del territorio, denuncia de los atropellos de las fuerzas militares.

Con el pueblo Tsiripus ubicado cerca del rio Aguas Claras del que fueron desplazados en el 2010 por asedio militar, ahora ubicados en el asentamiento de Wafillal se acompaña en el fortalecimiento organizativo y en la soberanía alimentaria.