DENUNCIA PÚBLICA 05- REGIÓN DEL GUAYABERO – COLOMBIA. COMUNIDADES CAMPESINAS DE LA REGIÓN DEL GUAYABERO CONTINÚAN DENUNCIANDO GRAVES VULNERACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS POR PARTE DE LAS FUERZAS MILITARES

Posted on Posted in Noticias

El Espacio Humanitario Campesino del Guayabero y las comunidades campesinas de las Veredas la Reforma, La Tigra, Tercer Milenio y el medio comunitario Voces de Guayabero, denunciamos públicamente que: continúan las amenazas, agresiones y violaciones a los Derechos Humanos por parte de la Fuerza Pública en el marco de los operativos de erradicación forzada que actualmente se adelantan en las Veredas La Reforma y La Tigra del municipio de Puerto Rico, Meta. Al igual que la persecución, capturas y detenciones que han venido viviendo las comunidades campesinas y personas reincorporadas en la región.

 

HECHOS

Las comunidades de las Veredas de la Reforma, La Tigra y Tercer Milenio en la región del Guayabero, dieron a conocer al Espacio Humanitario los siguientes hechos para su denuncia pública y pata la intervención de las instituciones de control, el gobierno nacional y la comunidad internacional:

 

  • El 8 de noviembre 2020, a las 4:00 p.m, llegaron tropas del Ejército Nacional a la finca de una campesina en la vereda La Tigra, sin la debida presentación e identificación, mencionando que iban a realizar un allanamiento. La mujer refiere que los militares le dijeron “Nosotros sabemos que el desaparecido que estamos buscando, está muerto en su finca”, la mujer es amedrantada, insultada, amenazada y teme por su vida, manifiesta que “los militares llegaron sin la debida orden de allanamiento, ellos tenían información personal mía” también refiere que desconoce los hechos de los que es acusada.

 

  • El 9 de noviembre de 2020. En la Vereda La Tigra, siendo las 10:30 a.m un grupo de campesinos que se movilizaba por uno de los caminos reales hacia la Vereda de La Reforma, fueron atacados por miembros del ejército, quienes dispararon de manera indiscriminada, sacándolos de los caminos reales y posteriormente fueron perseguidos hasta cerca de una casa familiar.

 

  • El 9 de noviembre de 2020, en la Vereda La Reforma, a las 7:30 a.m, un grupo de veinte (20) campesinos que transitaban de la Vereda La Reforma hacia la Vereda La Tigra encontraron nuevos grabados en las cortezas de dos (2) árboles con las siglas de las AUC, al continuar el recorrido por la orilla del camino real que conecta estas dos veredas, fueron interceptados por integrantes del Ejército Nacional, quienes les dispararon a los campesinos en repetidas ocasiones, mientras ellos les gritaban “Somos campesinos, no nos disparen” “Somos civiles” “aquí van mujeres” “No nos disparen” (Se anexa imágenes y vídeo)

 

Imagen #1: Siglas AUC

Fuente: Propia

 

  • El 10 de noviembre de 2020 FERNANDO MONTES, denuncia que sobre las 11:20 a.m. llegaron miembros del Ejército Nacional adscritos a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega – FUTCO, a la Vereda la Reforma a un punto conocido como el Trampero, refiriendo que:

 

  1. Dos hombres, una mujer y dos niños; fueron retenidos durante una (1) hora por militares, quienes entraron a la fuerza a la vivienda diciendo que venían a realizar un allanamiento. Los campesinos y campesina que estaban allí, interpelaron a los militares preguntándoles y exigiendo la respectiva orden de allanamiento a la vivienda. Los militares con insultos les respondieron: “Hijueputas, malparidos dejen de estar metiéndose en lo que no les importa” “Venimos por Tereco, ustedes lo están escondiendo, dónde está ese hijueputa, entréguenlo, no se hagan matar por un hijueputa de esos” amenazaron a los campesinos diciéndoles: “Ya viene un helicóptero con la orden de allanamiento y los vamos a llevar”. Los campesinos manifiestan que los militares les hurtaron tres (3) radios y golperaron al Sr. Nelson Castiblanco con la parte trasera del fusil (Culatazo) y apuntaron a los demás campesinos al pecho, a uno de ellos, le acercaron el fusil al pecho, lo amenazaron de matarlo si no llamaba por el radio a Tereco, el campesino puso resistencia ante estas peticiones y es golpeado con el fusil en reiteradas ocasiones. Al Periodista del Medio Comunitario Voces del Guayabero Fernando Montes[1] le propinaron tres patadas en la pierna derecha y lo amenazaron diciéndole “Le vamos a quemar la casa porque esa es la guarida de la guerrilla”. Uno de los menores intentó salir a correr y los militares lo halaron, la comunidad les gritó “respete a niño, no lo ultraje”. Los militares respondieron: “De aquí no puede salir nadie”.

 

  1. La comunidad denuncia que los militares cometieron una grave infracción al Derecho Internacional Humanitario ingresando a la escuela. La comunidad relató lo siguiente: “La escuela queda a más o menos unos 100 metros del lugar dónde estaban realizando el allanamiento, estuvieron en los salones buscando, no sabemos qué era lo que estaban buscando, a nosotros no nos dejaron acercarnos”.

 

  1. El campesino y reportero menciona que: “Los militares acordonaron el área en dónde estaban realizando el supuesto allanamiento, no nos permitieron salir a informarle al resto de la comunidad lo que estaba ocurriendo, en ese momento personas que transitaban por la zona se acercaron al lugar, al ver la presencia de los militares, ellos los dejaban entrar, pero, no los dejaban salir”

 

  • El 10 de noviembre de 2020, en la Vereda Tercer Milenio (Vista Hermosa – Meta). Fue capturado a las 5:00 de la mañana, WILLIAM ZUÑIGA GÓMEZ, acreditado como excombatiente en proceso de reincorporación, adscrito al Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación “Jaime Pardo Leal” y este año certificado por la Agencia de Reincorporación Nacional – ARN. Según la información compartida por la comunidad, se manifiesta que “Desde al año pasado William han realizado el proceso de tránsito a la vida civil, que los acuerdos con el gobierno nacional a través de la ARN y el alto comisionado para la paz es brindar las garantías para realizar este tránsito, así que no comprendemos, porque pretenden imputarle nuevamente los mismos cargos que cuando decide acogerse al proceso, esos delitos deberían desaparecer”

 

  • El 10 de noviembre del 2020, en la Vereda La Reforma, ÁLVARO MÉNDEZ ASCENSO, acreditado desde hace cuatro (4) años como excombatiente en proceso de reincorporación, adscrito al Espacio Territorial de Capacitación y Normalización “Jaime Pardo Leal” y certificado por la Agencia de Reincorporación Nacional. Denuncia amenazas de muerte y persecución por parte las Fuerzas Militares. Álvaro refiere “Miembros de la comunidad me contaron que sobre las 11:20 a.m hubo un despliegue militar para capturarme”. Menciona que los militares le dijeron a uno de los integrantes de la comunidad con quien se movilizaba él, ese día en horas de la mañana, mientras iba de camino a su lugar de trabajo “(…) Usted se va a hacer matar por cargar a ese man” “(…) Vivo o muerto nuestra misión es llevarnos a ese man” Álvaro menciona “Desconozco los motivos por los cuales se está realizando este tipo de operativos en mi contra. Yo he cumplido en mi proceso de reincorporación a la vida civil desde la legalidad” La comunidad me ha dicho que “los militares se encuentran desde la noche del 10 de noviembre  cerca a su lugar de residencia”

Álvaro teme por su vida y responsabiliza a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega a cargo del BG Hernando Flórez, por atentar contra su vida y hace un llamado a la Agencia de Reincorporación Nacional y organismos internacionales garantes, para que brinden las medidas de protección y se garantice el debido proceso de Reincorporación a la vida Civil y exige que se respete la vida de los miembros de la comunidad.

 

Desde el Espacio Humanitario Campesino del Guayabero, las comunidades Campesinas y la población reincorporada que han hecho su tránsito a la vida civil, manifestamos la preocupación por el aumento del pie de fuerza en la región, el tratamiento de guerra que están recibiendo las comunidades campesinas, la persecución y amenazas proferidas a excombatientes en proceso de reincorporación. Lo que consideramos una crisis en materia de Derechos Humanos, ocasionada por las acciones de parte del Ejército Nacional.

 

Se responsabiliza al gobierno nacional, departamental, municipal y las instituciones del ministerio público encargadas de velar por los derechos Humanos, investigar y sancionar a los responsables de los hechos relacionados en las múltiples denuncias.

 

ANTECEDENTES

  • El 04 de noviembre del 2020 en la vereda La Reforma. La Junta de Acción Comunal de la Vereda dio a conocer que tropas del Ejército Nacional adscritas a la FUTCO, llegaron hasta la casa de la Sra ISABEL MURILLO TORO, adulta mayor de 61 años de edad, quien en ese momento se encontraba arreglando un radio cuando es sorprendida por un militar, que se asoma por la ventana de su habitación y le dice: “usted cómo que le hace a los cablecitos” mientras otro militar forcejeaba la puerta para ingresar a la vivienda. Los militares le preguntan: “cómo se llama, usted vende bazuco, por qué tiene tantas canastas de cerveza y por qué hay tantas latas de salchichas tiradas en el patio de la casa. Usted como que le vende todo eso a la guerrilla”, la mujer le aclara a los militares que “No vendo Bazuco y no soy auxiliadora de ninguna guerrilla, yo soy una campesina y les exijo que me respeten” La campesina manifiesta que siente temor por la presencia de los militares en la región ya que con ese tipo de comentarios ponen en riesgo su vida y la de su comunidad.

 

  • El 04 noviembre 2020 en la Vereda la Tigra. Treinta y dos (32) campesinos y campesinas fueron detenidos desde las 7:30 de la mañana, hasta las 5:10 de la tarde, por integrantes del Ejército Nacional, adscritos a la FUTCO. Denunciando tratos crueles, inhumanos y degradantes, los militares no los dejaron moverse de la chagra (Cultivo o tajo) en la que se encontraban en manifestación pacífica, les impidieron salir para alimentarse e hidratarse, los insultaron siéndoles “hijueputas, ustedes son guerrilleros”. Cuando uno de los campesinos intentó moverse del lugar fue encañonado y golpeado.

 

  • El 03 de noviembre del 2020 en la Vereda la Tigra. Tropas del Ejército Nacional adscritas a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega – FUTCO, detuvieron a ocho (8) campesinos, que se movilizaban por uno de los caminos reales de la vereda. Les hicieron quitar las botas, requisaron los bolsos y los detuvieron por una hora. Los campesinos estuvieron rodeados por más de 20 militares, que en tono desafiante les dijeron: “ahora sí, ¿Por qué no traen a los de la Misión humanitaria?”.

 

  • Las comunidades de las Veredas de La Reforma y La Tigra. Denuncian que los militares han hurtado y dañado los radios con los que se comunican y usan como estrategia de autoprotección ante el tratamiento de guerra que han recibido por parte del gobierno y el Ejército Nacional, ya que no cuentan con ningún otro tipo de conectividad, estos radios son de libre venta. Los campesinos mencionan que los militares en reiteradas ocasiones les han dicho que: “esos radios son de la guerrilla, si ustedes son campesinos no deberían estar usando esos radios”

 

  • En reiteradas ocasiones La Guardia Campesina[2] ha denuncia el trato estigmatízate que están recibiendo por parte de integrantes del Ejército Nacional, quienes les dicen: “Así se conformaron las BACRIM, Ustedes son la guardia auxiliadora de las disidencias de la guerrilla. Ustedes son ilegales”, las comunidades e integrantes de la Guardia Campesina les han mencionado: “hace más de cuatro años surge de las comunidades la intención y la necesidad de conformar una Guardia Campesina que proteja a la comunidad ante los atropellos sistemáticos que hemos venido recibiendo por los actores armados legales e ilegales, que han hecho presencia en la región. De igual manera mencionan “Nos da miedo salir a los plantones con los chalecos o que sepan que somos de la Guardia Campesina y no porque seamos ilegales, sino porque ellos no han comprendido que también somos defensores de derechos humanos, que somos los guardianes de la vida. En reiteradas ocasiones nos han dicho que, si nos ven por ahí, por los caminos, nos van a llevar por guerrilleros”

 

  • El 31 de octubre del 2020 sobre a las 9:30 de la mañana, se desplazaban siete campesinos por la vereda La Reforma cuando fueron detenidos por tropas del Ejército Nacional, mientras se dirigían a la movilización pacífica. Denuncian que los militares les insultaron, amenazaron, maltrataron física y psicológicamente. Uno de los campesinos fue tirado al piso, pisoteado y humillado. Lo campesinos le comentan a los militares que pronto llegaría al territorio la comisión de derechos humanos que hace parte del Espacio Humanitario y que pondrían en conocimiento la situación, a lo que los militares les responden: “que vengan esos hijueputas de la Misión Humanitaria que aquí los recibimos a plomo”

 

  • El 31 de octubre en el marco de la visita de verificación y documentación que realizó el Espacio Humanitario en la vereda La Reforma, la comunidad campesina denunciaron que la persona que estaba desaparecida, se encuentra bien, quien manifestó que el 29 de octubre, se encontraba transitando con 24 campesinos, cerca del lugar dónde en días anteriores estuvo ubicado un campamento militar, allí fueron atacados con disparos por integrantes del Ejército Nacional, estos lugares, son caminos reales por donde se movilizan a diario la comunidad. quienes se encontraban ocultos en los árboles y cerca al camino real por el cual transitan cotidianamente las comunidades.

 

  • El 29 de octubre del año 2020, a las 10:25 de la mañana, tropas adscritas a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, dispararon indiscriminadamente contra un grupo de Campesinos donde estaban mujeres y adultos mayores. La comunidad de la vereda La Reforma se dirigió al lugar donde en días anteriores estuvo el Ejército y encontraron las siglas de las AUC y dibujos de calaveras grabados en la corteza de los árboles.

 

  • El 19 de octubre las comunidades de las veredas La Reforma y La Tigra, se acercaron al lugar donde se encontraban los militares para solicitarles que cumplieran con los protocolos internacionales concernientes al principio de distinción de la población civil, ya que tenían instalado el campamento en cercanías a la vivienda de una familia, la comunidad fue recibida con disparos a los pies, amenazas, “planazos” (golpes con las peinillas), golpeados con la parte trasera del fusil, insultados e incluso obligados a arrodillarse.

 

  • El 12 de septiembre de 2020 se instaló el Espacio Humanitario Campesino del Guayabero, como iniciativa para acompañar a los y las campesinas para visibilizar la situación de violaciones a los derechos humanos.

 

  • Los periodistas comunitarios de Voces del Guayabero, han denunciado en reiteradas ocasiones maltratos físicos y verbales por parte de integrantes del Ejército Nacional, vulnerando el derecho a la libertad de prensa.

 

EXIGIMOS

 

  1. Al gobierno nacional en cabeza del presidente Iván Duque Márquez, para que cumpla con lo pactado en el marco del Acuerdo de Paz, en especial el punto uno sobre reforma rural integral y el punto cuatro sobre solución al problema de las drogas ilícitas. Que se priorice la sustitución concertada, gradual y voluntaria por encima de la erradicación forzada y se establezca una mesa de diálogo y concertación en la región del Guayabero, para encontrar soluciones sostenibles y permanentes para esta región. A su vez que se brinden garantías de seguridad y el debido proceso para la de reincorporación de excombatientes a la vida civil.

 

Revisar las órdenes del ejecutivo que están desarrollando las fuerzas militares en la región, ya que los efectivos manifiestan que “están cumpliendo órdenes presidenciales” las cuales atentan contra los derechos a la vida, la seguridad, la libre movilidad y están generando una crisis humanitaria sin precedentes en la región.

 

  1. A la Procuraduría General de la Nación, iniciar investigaciones disciplinarias contra los militares responsables de violaciones a derechos humanos; exigir a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega el respeto irrestricto de los Derechos Humanos en el marco de los operativos que se adelantan en la zona del Guayabero.

 

  1. A la Defensoría del Pueblo, acompañar los operativos de erradicación forzada para exigir el respeto de los derechos humanos a los militares y emitir una alerta de inminencia por el riesgo en el que se encuentran las comunidades por las continuas agresiones por parte de la Fuerza pública y la presunta presencia de actores armados ilegales en el territorio.

 

  1. Al Ministerio de Defensa y las Fuerzas Militares, realizar las investigaciones internas necesarias para establecer responsabilidades frente a la violación a derechos humanos en el marco de los operativos de erradicación forzada y dar instrucciones precisas sobre el respeto sin condiciones de los derechos humanos por parte de las tropas.

 

Reiterar a las tropas que se encuentran en la región, su rol como funcionarios públicos, lo que implica que se presenten ante las comunidades de manera clara y visualizada, que cada vez que estén cumpliendo con sus labores porten de manera adecuada sus uniformes e insignias.

 

  1. A Parque Nacionales Naturales, Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito, Agencia Nacional de Tierras, hacer una presencia en el territorio que permita crear escenarios de diálogo y concertación frente a las problemáticas coyunturales e históricas que aquejan a estas comunidades y construir propuestas alternativas de desarrollo para la región.

 

  1. A las Alcaldías Municipales de Vistahermosa y Puerto Rico, como a la gobernación del Meta, para que como autoridades civiles garanticen la atención a la población civil que en estos momentos viven una grave crisis de seguridad alimentaria, humanitaria y de derechos humanos, producto de la erradicación forzada y las múltiples violaciones de derechos humanos de las que han sido víctimas.

 

 SOLICITAMOS A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Colombia y la Unión Europea en Colombia. Al cuerpo diplomático presente en Colombia.

Organizaciones internacionales de Derechos Humanos y Humanitarias

 

Pedir al gobierno colombiano garantías para el ejercicio de la protección, promoción y defensa de los derechos humanos en Colombia y especialmente de las organizaciones sociales defensoras de derechos humanos, las comunidades campesinas y el Espacio Humanitario Campesino del Guayabero.

 

 

Comunidades Campesinas del Guayabero

 

Medio de Comunicación Comunitario Voces del Guayabero

 

Espacio Humanitario Campesino del Guayabero

 

Corporación Claretiana Norman Pérez Bello

Organización acompañante

corpoclaretiananpb@corporacionclaretiana.org

[1] Fernando Montes. Reportero del medio comunitario de Voces del Guayabero, quien recibió un impacto de bala en su mano derecha en la movilización del pasado mes de mayo en la Vereda El Tercer Milenio quien en múltiples ocasiones ha recibido amenazas de muerte por parte de los militares.

[2] Según los estatutos: Objetivos y principios: “La Guardia Campesina es una organización netamente de carácter civil, compuesta por hombres y mujeres designados por las comunidades y voluntarios con vocación de servicio y gran conciencia social, desarrollando su actividad dentro de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la constitución y las leyes colombianas, legitimada por las comunidades, dirigida y orientada por las Juntas de Acción Comunal de cada vereda. nuestros principios son La defensa y el respeto de los Derechos Humanos, la dignidad de nuestros congéneres y todos los seres vivos (…) La defensa de la vida, la paz, la tranquilidad, la armonía y la concordia en nuestra región, protegiéndonos de cualquier persona o fuerza legal o ilegal que atente contra vuestras comunidades.

 

La guardia campesina somos una organización sin ánimo de lucro y no portamos ningún tipo de armas letales”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.