DENUNCIA PÚBLICA N°. 12 REGIÓN DEL GUAYABERO – COLOMBIA COMUNIDADES CAMPESINAS DENUNCIAN LA CRIMINALIZACIÓN DE LA VIDA Y LA NATURALEZA EN LA REGIÓN

Posted on Posted in Noticias

Desde el Espacio Humanitario Campesino del Guayabero (En adelante Espacio Humanitario), como lugar exclusivo de población civil; amparado en el Derecho Internacional Humanitario (En adelante DIH), compuesto por organizaciones sociales defensoras de Derechos Humanos, comunidades eclesiales, de fe y organizaciones de la población civil. Denunciamos públicamente la criminalización de la vida y la naturaleza que viven las comunidades campesinas en la región del Guayabero.

De igual forma, rechazamos cualquier acto de violencia que ponga en riesgo a la vida de las comunidades campesinas y la naturaleza en la región del Guayabero.

HECHOS

1. El 28 de mayo del 2021, mientras como Espacio Humanitario realizábamos una misión de acompañamiento y monitoreo a la vereda la Tigra, de camino hallamos dos retenes de la Armada Nacional, sobre el río Guayabero. El primero se encontraba sobre las costas del río, allí nos pidieron los documentos de identidad a las personas que nos movilizábamos en la misión, los militares registraron la documentación en un cuaderno, no se nos explicó el motivo del retén y menos la razón por la cual se realizaba el registro de los documentos de identidad. A cinco minutos de camino fuimos parados nuevamente por la Armada Nacional en la mitad del río Guayabero, para realizar nuevamente el registro de la documentación.

2. El 30 de mayo del 2021 en las Veredas La Argentina y Miraflores, pertenecientes al núcleo veredal de Puerto Cachicamo, se presentaron operativos de aspersión controlada de glifosato, las comunidades refieren al Espacio Humanitario: “Sobre las 11:00 a.m. escuchamos el sobrevuelo de helicópteros Black Hawk y un helicóptero conocido como “la papaya”, que estuvieron asperjando glifosato en nuestras veredas, el operativo se extendió hasta las 4:00 p.m. Cerca al lugar dónde realizó la Aspersión con glifosato, en la vereda La Argentina, se encuentra una pequeña reserva forestal que durante años hemos cuidado las comunidades campesinas, que de manera directa se ve afectada. La aspersión, así sea con marcianos, nos afecta de manera directa a las comunidades, porque somos nosotros quienes bebemos el agua de los caños cercanos, quienes cerca sembramos el pancoger, quienes vivimos en este territorio, somos los más afectados por la aspersión de ese tóxico (…) De igual forma exigimos garantías en nuestros territorios, mientras se realizan los espacios de diálogo y concertación  en la ciudad de Villavicencio, ya que en la región, se ha evidenciado el aumento del pie de fuerza, los operativos de judicialización a campesinos y campesinas y los operativos de aspersión con glifosato.”

3. El 3 de junio del 2021, las comunidades campesinas de la vereda Nueva Colombia, refieren al Espacio Humanitario que durante los días 2 y 3 de junio militares, pertenecientes a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega – FUTCO, se encuentran realizando retenes militares sobre las 7:00 pm, lo que llama la atención y preocupa, ya que estos puestos de control, en los que se requisa a la población civil no se encuentran visibilizados, no es claro para las comunidades el objetivo de los retenes y preocupa los realicen en horas de la noche y no durante el día y más aún que no se cuente con la visibilización correspondiente.

ANTECEDENTES

 

  • Desde el mes de mayo del 2020 se vienen adelantando manifestaciones por parte de las comunidades campesinas de la región del Río Guayabero por la violación a derechos humanos que se ha originado en el marco de los operativos de erradicación forzada realizados por la Fuerza de tarea conjunta Omega.

 

  • Entre el 18 y el 27 de julio del 2020 se desplegó una Misión Humanitaria, compuesta por organizaciones sociales defensoras de derechos humanos, que verificó la situación de violación a derechos humanos y realizó la respectiva visibilización a través de un comunicado público y una rueda de prensa.

 

  • El 12 de septiembre se instaló el Espacio Humanitario Campesino con el objetivo de: Consolidar un espacio de acompañamiento humanitario mediante la presencia permanente de organizaciones sociales defensoras de Derechos Humanos, comunidades eclesiales, de fe y la sociedad civil, a través de las cuales se permita prevenir, documentar y visibilizar las vulneraciones a los Derechos Humanos que viven las comunidades campesinas en la región del Guayabero.

 

  • Desde el 12 de septiembre del 2020, hasta la fecha, el Espacio Humanitario Campesino del Guayabero se han denunciado públicamente y ante autoridades competentes numerosos hechos de amenazas directas y las agresiones contra los Derechos Humanos de campesinos y campesinas en la región del Guayabero. Esta información se encuentra referenciada de manera pública en la página web de la Corporación Claretiana Norman Pérez Bello a través de las 10 denuncias públicas emitidas hasta la fecha.

 

SOLICITUDES

1. Al gobierno nacional en cabeza del presidente Iván Duque Márquez, insistimos en atender los llamados de las comunidades de la Región del Guayabero que piden un trato justo y digno en la exigencia de su derecho a la tierra y la permanencia en el territorio, derecho a ser escuchados por las instituciones y las autoridades competentes que permitan concertar salidas a la crisis Humanitaria que vive la región.

Cumplir con lo pactado en el marco del Acuerdo de Paz, en especial el punto uno sobre reforma rural integral y el punto cuatro sobre solución al problema de las drogas ilícitas. Que se priorice la sustitución concertada, gradual y voluntaria por encima de la erradicación forzada y se establezca una mesa de diálogo y concertación en la región del Guayabero, para encontrar soluciones sostenibles y permanentes para esta región. A su vez, que se brinden garantías de seguridad y el debido proceso para la de reincorporación de excombatientes a la vida civil.

Revisar las órdenes del ejecutivo que están desarrollando las fuerzas militares en la región, ya que los efectivos manifiestan que “están cumpliendo órdenes presidenciales” las cuales atentan contra los derechos a la vida, la seguridad, la libre movilidad y están generando una crisis humanitaria sin precedentes en la región.

De la misma manera, se respete por parte de las FFMM los DDHH y el DIH, dejando a la comunidad por fuera del conflicto armado.

2. A la Procuraduría General de la Nación, iniciar investigaciones disciplinarias contra los militares responsables de violaciones a Derechos Humanos; exigir a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega el respeto irrestricto de los DD.HH. y el D.I.H. en el marco de los operativos que se adelantan en la Región del Guayabero.

3. A la Defensoría del pueblo, hacer presencia en el territorio, acompañar a las comunidades campesinas para exigir el respeto de los Derechos Humanos a los militares y emitir una alerta de inminencia por el riesgo en el que se encuentran las comunidades por las continuas agresiones cometidas por la Fuerza pública y la presunta presencia de actores armados ilegales en el territorio.

4. Al Ministerio de Defensa y las Fuerzas Militares, realizar las investigaciones disciplinarias y penales internas necesarias para establecer responsabilidades frente a la violación a derechos humanos en el marco de los operativos de erradicación forzada y dar instrucciones precisas sobre el respeto sin condiciones de los Derechos Humanos por parte de las tropas.

Instruir a los efectivos militares en DD.HH. y D.I.H., para que respeten y no hagan uso de lugares protegidos por el DIH, como escuelas, canchas de fútbol, entre otros espacios personales y colectivos de la sociedad civil, así como el respeto por los espacios, zonas o asentamientos humanitarios que se encuentran en la región, exigiendo que como funcionarios públicos, deben presentarse ante las comunidades de manera clara y visualizada, que cada vez que estén cumpliendo con sus labores porten de manera adecuada los uniformes e insignias y el respeto a los Derechos Humanos y el Derecho internacional humanitario.

5. A las Alcaldía Municipal de Vista Hermosa, como a la Gobernación del Meta, para que como autoridades civiles garanticen la atención a la población civil, que en estos momentos vive una grave crisis de Humanitaria y de Derechos Humanos, producto de los diferentes operativos militares que se están presentando en el territorio y las múltiples violaciones de Derechos Humanos de las que han sido víctimas.

6. A la Comunidad Internacional velar por la garantía de Derechos Humanos de habitantes de por lo menos 100 veredas de la región del Guayabero que se han visto afectadas por el incumplimiento a los acuerdos, la estigmatización y el tratamiento del gobierno nacional.

 

 

 

 

Espacio Humanitario Campesino del Guayabero.

Corporación Claretiana Norman Pérez Bello

(Organización acompañante)

corpoclaretiananpb@corporaciónclaretiana.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.