DENUNCIA PÚBLICA 04- REGIÓN DEL GUAYABERO – COLOMBIA. COMUNIDADES CAMPESINAS DE LAS VEREDAS LA REFORMA Y LA TIGRA CONTINUAN DENUNCIANDO TRATOS CRUELES, INHUMANOS Y DEGRANTES, ASÍ COMO LA ESTIGMATIZACIÓN DE LA GUARDIA CAMPESINA POR PARTE DE LAS FUERZAS MILITARES

Posted on Posted in Noticias

El Espacio Humanitario Campesino del Guayabero y las comunidades campesinas de las Veredas la Reforma y La Tigra, denunciamos públicamente que: continúan las amenazas, agresiones y violaciones a los derechos humanos por parte de la Fuerza Pública en el marco de los operativos de erradicación forzada que actualmente se adelantan en las Veredas La Reforma y La Tigra del municipio de Puerto Rico, Meta.

HECHOS

Los días 5, 6 y 7 de noviembre del 2020 en el marco de la visita de acompañamiento que realiza el Espacio Humanitario Campesino del Guayabero en La Vereda la Reforma, las comunidades campesinas denunciaron que:

 

  1. El 03 de noviembre del 2020 en la Vereda la Tigra. Tropas del Ejército Nacional adscritas a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega – FUTCO, detuvieron a ocho (8) campesinos, que se movilizaban por uno de los caminos reales de la vereda y denunciaron que fueron insultados. Les hicieron quitar las botas, Requisaron los bolsos y los detuvieron por una hora. Los campesinos estuvieron rodeados por más de 20 militares, que en tono desafiante les dijeron: “ahora sí, ¿Por qué no traen a los de la Misión humanitaria?”.

 

  1. El 04 noviembre 2020 en la Vereda la Tigra. Treinta y dos (32) campesinos y campesinas fueron detenidos desde las 7:30 de la mañana, hasta las 5:10 de la tarde, por miembros del Ejército Nacional, adscritos a la FUTCO. Denunciando tratos crueles, inhumanos y degradantes, ya que los militares no los dejaron moverse de la chagra (Cultivo o tajo) en la que se encontraban en manifestación pacífica ante los operativos de erradicación forzada, impidiéndoles salir para alimentarse e hidratarse, siendo insultados “hijueputas, ustedes son guerrilleros”. Cuando uno de los campesinos intentó moverse del lugar fue encañonado y golpeado.

 

  1. El 04 de noviembre del 2020 en la vereda La Reforma. La Junta de Acción Comunal de la Vereda dio a conocer al espacio Humanitario que tropas del Ejército Nacional adscritas a la FUTCO, quienes se encuentran realizando operativos de erradicación forzada, llegaron hasta la casa de la señora ISABEL MURILLO TORO, adulta mayor de 61 años de edad, quien en ese momento se encontraba arreglando un radio cuando es sorprendida por un militar quien se asoma por la ventana de su habitación y le dice: “usted cómo que le hace a los cablecitos” mientras otro militar forcejeaba la puerta para ingresar a la vivienda. Al verse rodeada, la campesina, sale de su habitación y es interpelada por los militares quienes le preguntan: “cómo se llama, usted vende bazuco, por qué tiene tantas canastas de cerveza y por qué hay tantas latas de salchichas tiradas en el patio de la casa. Usted como que le vende todo eso a la guerrilla”, la mujer le aclara a los militares que “No vendo Bazuco, de vez en cuando le vendo una cerveza a los campesinos que trabajan cerca, no soy auxiliadora de ninguna guerrilla y desde la firma del acuerdo de paz no los he vuelto a ver, yo soy una campesina y les exijo que me respeten” La campesina manifiesta que siente temor por  la presencia de los militares en la región ya que con ese tipo de comentarios ponen en riesgo su vida y la de su comunidad.

 

  1. Desde el espacio Humanitario vemos con preocupación los desplazamientos internos que se vienen dando por parte de las familias que han vivido la erradicación forzada y quienes han recibido amenazas, tratos crueles, inhumanos y degradantes por parte del Ejército Nacional.

 

  1. Las comunidades de las Veredas de La Reforma y La Tigra. Denuncian que los militares han hurtado y dañado los radios con los que se comunican y usan como estrategia de autoprotección ante el tratamiento de guerra que han recibido por parte del gobierno y el Ejército Nacional, ya que no cuentan con ningún otro tipo de conectividad. Los radios se usan para facilitar la comunicación, estos radios son de libre venta. Los campesinos mencionan que los militares en reiteradas ocasiones les han dicho que: “esos radios son de la guerrilla, si ustedes son campesinos no deberían estar usando esos radios” A continuación de adjunta la imagen de los radios marca Motorola que usan las comunidades para facilitar la comunicación:

 

Imagen #1: Radios Comunitarios

Fuente: Propia.

  1. La Guardia Campesina[1] denuncia el trato estigmatízate que han venido recibiendo por parte de miembros del Ejército Nacional, quienes les han dicho en reiteradas ocasiones: “Así se conformaron las BACRIM, Ustedes son la guardia auxiliadora de las disidencias de la guerrilla. Ustedes son ilegales”, las comunidades y miembros de la Guardia Campesina les han mencionado: “hace más de cuatro años surge de las comunidades la intención y la necesidad de conformar una Guardia Campesina que proteja a la comunidad ante los atropellos sistemáticos que hemos venido recibiendo por los actores armados legales e ilegales, que han hecho presencia en la región. De igual manera mencionan “Nos da miedo salir a los plantones con los chalecos o que sepan que somos de la Guardia Campesina y no porque seamos ilegales, sino porque ellos no han comprendido que también somos defensores de derechos humanos, que somos los guardianes de la vida. En reiteradas ocasiones nos han dicho que, si nos ven por ahí, por los caminos, nos van a llevar por guerrilleros”

 

ANTECEDENTES

  • El 12 de septiembre se instaló el Espacio Humanitario Campesino del Guayabero, como iniciativa para acompañar a los y las campesinas y visibilizar la situación de violaciones a los derechos humanos. Hemos notado con preocupación la continuación de las violaciones a derechos humanos.

 

  • El 30 septiembre en la Vereda El Charcón – Vistahermosa, un miembro del Ejército Nacional golpea en la cara a un joven campesino que estaba en el plantón y otro soldado dispara a los pies de los manifestantes.[2]

 

  • Desde el mes de mayo se vienen adelantando plantones y manifestaciones pacíficas por parte de las comunidades campesinas de las regiones aledañas al Río Guayabero por la violación a derechos humanos que se ha originado en el marco de los operativos de erradicación forzada realizados por la Fuerza de tarea conjunta Omega.

 

  • El 7 y 8 de octubre de 2020. Vereda La Tigra – Puerto Rico. Soldados del Ejército Nacional disparan a los pies de los campesinos mientras tienen sus insignias ocultas. Un soldado del Ejército Nacional le da un culatazo con su fusil a un campesino que con su celular intenta grabar un proceso de erradicación forzada.[3]

 

  • El 13 de octubre en el marco de los operativos de erradicación forzada que adelanta el Ejército Nacional en la vereda La Tigra, la comunidad manifestó que: Un campesino recibió golpes propinados con la parte trasera del fusil (culatazo, disparos a los pies y amenazas por parte de un militar quien le dijo: “(…) lo voy a matar dónde lo vuelva a ver”. Un mujer fue golpeada con la parte trasera del fusil de un militar generándole hematomas en la pierna izquierda. Un hombre de 57 años fue agredido por un militar quien le dejo herida su mano izquierda tras recibir un “machetazo” (golpe con peinilla).

 

  • El 19 de octubre las comunidades de las veredas La Reforma y La Tigra, se acercaron al lugar donde se encontraban los militares para solicitarles que cumplieran con los protocolos internacionales concernientes al principio de distinción de la población civil, ya que tenían instalado el campamento en cercanías a la vivienda de una familia, la comunidad fue recibida con disparos a los pies, amenazas, “planazos” (golpes con las peinillas), golpeados con la parte trasera del fusil, insultados e incluso obligados a arrodillarse. Llama la atención de las comunidades que los militares salgan con pasamontañas y no se identifiquen con los campesinos[4].

 

  • El 29 de octubre del año 2020, a las 10:25 de la mañana, tropas adscritas a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, dispararon indiscriminadamente contra un grupo de Campesinos donde estaban mujeres y adultos mayores. La comunidad de la vereda La Reforma se dirigió al lugar donde en días anteriores estuvo el Ejército y encontraron las siglas de las AUC y dibujos de calaveras grabados en la corteza de los árboles. (Ver denuncia pública N° 02)[5]

 

  • El día 29 de octubre del 2020, un joven de la comunidad de la Reforma, quien se movilizaba con otras 24 personas por uno de los caminos reales que conducen de la vereda La Reforma a la vereda La Tigra, recibió en repetidas ocasiones disparos por miembros del ejército nacional, quienes se encontraban escondidos tras los árboles. Cuando la comunidad escucha los disparos, se regresan para ver qué había pasado y también son recibidos con disparos.

 

  • El 31 de octubre del 2020 sobre a las 9:30 de la mañana, se desplazaban siete campesinos por la vereda La Reforma cuando fueron detenidos por tropas del ejército, mientras se dirigían a la movilización pacífica ante los operativos de erradicación forzada que se vienen realizando en la vereda. Se denuncian tratos crueles, inhumanos y degradantes por parte de los militares, quienes los insultaron, amenazaron, maltrataron física y psicológicamente. Uno de los campesinos fue tirado al piso, pisoteado y humillado por miembros del ejército nacional. De igual forma, comentan que los campesinos les dijeron a los militares que pronto llegaría al territorio la comisión de derechos humanos que hace parte del Espacio Humanitario y que pondrían en conocimiento la situación. Los militares les responden: “que vengan esos hijueputas de la Misión Humanitaria que aquí los recibimos a plomo”

 

  • El 31 de octubre en el marco de la visita de verificación y documentación que realizó el Espacio Humanitario en la vereda La Reforma, las comunidades campesinas denunciaron que: el campesino que se encontraba desaparecido desde el pasado 29 de octubre del 2020, apareció el día 30 de octubre del año en curso en horas de la tarde. El campesino manifestó que se encontraba transitando junto con otras 24 personas, cerca del lugar dónde en días anteriores estuvo ubicado un campamento militar y en donde fueron atacados con disparos por miembros del ejército nacional, quienes se encontraban ocultos en los árboles y cerca al camino real por el cual transitan cotidianamente las comunidades. El campesino, adulto mayor, al ver la situación y al sentir que su vida corría peligro por los disparos realizados por miembros del Ejército Nacional, salió corriendo, ya que en reiteradas ocasiones ha sido amenazado y señalado de ser guerrillero por parte de miembros del ejército Nacional.

 

  • Durante el ejercicio de documentación y registro por parte de periodistas comunitarios Voces del Guayabero, denuncian que en reiteradas ocasiones han recibido por parte del Ejercito Nacional maltratos físicos y verbales.

 

  • Las comunidades manifiestan con preocupación que algunos militares se continúan presentando sin las presilla e insignias correspondientes.

 

  • El Espacio Humanitario Campesino del Guayabero y la Corporación Claretiana Norman Pérez Bello, manifiestan su profunda preocupación por las amenazas proferidas por los militares en contra de las comunidades campesinas y el mismo Espacio Humanitario Campesino que hace ejercicios de verificación, promoción y defensa de los derechos humanos en las veredas de la región del Guayabero.

 

  • La Corporación Claretiana Norman Pérez Bello, en el territorio, es acompañada por el Movimiento Sueco por la Reconciliación SweFOR.

 

EXIGIMOS

 

  1. Al gobierno nacional en cabeza del presidente Iván Duque Márquez, para que cumpla con lo pactado en el marco del Acuerdo de Paz, en especial el punto uno sobre reforma rural integral y el punto cuatro sobre solución al problema de las drogas ilícitas. Que se priorice la sustitución concertada, gradual y voluntaria por encima de la erradicación forzada y se establezca una mesa de diálogo y concertación en la región del Guayabero, para encontrar soluciones sostenibles y permanentes para esta región.

 

Revisar las órdenes del ejecutivo que están desarrollando las fuerzas militares en la región, ya que los efectivos manifiestan que “están cumpliendo órdenes presidenciales”  las cuales atentan contra los derechos a la vida, la seguridad, la libre movilidad y están generando una crisis humanitaria sin precedentes en la región

 

  1. A la Procuraduría General de la Nación, iniciar investigaciones disciplinarias contra los militares responsables de violaciones a derechos humanos; exigir a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega el respeto irrestricto de los Derechos Humanos en el marco de los operativos que se adelantan en la zona del Guayabero.

 

  1. A la Defensoría del Pueblo, acompañar los operativos de erradicación forzada para exigir el respeto de los derechos humanos a los militares y emitir una alerta temprana por el riesgo en el que se encuentran las comunidades por la continuidad de las agresiones de parte de la Fuerza pública y la presunta presencia de actores armados ilegales en el territorio.

 

  1. Al Ministerio de Defensa y las Fuerzas Militares, realizar las investigaciones internas necesarias para establecer responsabilidades frente a la violación a derechos humanos en el marco de los operativos de erradicación forzada y dar instrucciones precisas sobre el respeto sin condiciones de los derechos humanos por parte de las tropas.

 

Reiterar a las tropas que se encuentran en la región, su rol como funcionarios públicos, lo que implica que se presenten ante las comunidades de manera clara y visualizada, que cada vez que estén cumpliendo con sus labores porten de manera adecuada sus uniformes e insignias.

 

  1. A Parque Nacionales Naturales, Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito, Agencia Nacional de Tierras, hacer una presencia en el territorio que permita crear escenarios de diálogo y concertación frente a las problemáticas coyunturales e históricas que aquejan a estas comunidades y construir propuestas alternativas de desarrollo para la región.

 

  1. A las Alcaldías Municipales de Vistahermosa y Puerto Rico, como a la gobernación del Meta, para que como autoridades civiles garanticen la atención a la población civil que en estos momentos viven una grave crisis de seguridad alimentaria, humanitaria y de derechos humanos, producto de la erradicación forzada y las múltiples violaciones de derechos humanos de las que han sido víctimas.

 

SOLICITAMOS A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Oficina de derechos Humanos de las Naciones Unidas en Colombia y la Unión Europea en Colombia. Al cuerpo diplomático presente en Colombia.

Organizaciones internacionales de Derechos Humanos y Humanitarias

Pedir al gobierno colombiano garantías para el ejercicio de la protección, promoción y defensa de los derechos humanos en Colombia y especialmente de las organizaciones sociales defensoras de derechos humanos, las comunidades campesinas y el Espacio Humanitario Campesino del Guayabero.

 

 

Comunidades Campesinas del Guayabero

 

Espacio Humanitario Campesino del Guayabero

 

Corporación Claretiana Norman Pérez Bello

Organización acompañante

corpoclaretiananpb@corporacionclaretiana.org

[1] Según los estatutos: Objetivos y principios: “La Guardia Campesina es una organización netamente de carácter civil, compuesta por hombres y mujeres designados por las comunidades y voluntarios con vocación de servicio y gran conciencia social, desarrollando su actividad dentro de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la constitución y las leyes colombianas, legitimada por las comunidades, dirigida y orientada por las Juntas de Acción Comunal de cada vereda. nuestros principios son La defensa y el respeto de los Derechos Humanos, la dignidad de nuestros congéneres y todos los seres vivos (…) La defensa de la vida, la paz, la tranquilidad, la armonía y la concordia en nuestra región, protegiéndonos de cualquier persona o fuerza legal o ilegal que atente contra vuestras comunidades.

 

La guardia campesina somos una organización sin ánimo de lucro y no portamos ningún tipo de armas letales”

 

[2] Cfr. Fanpage: Página Voces del Guayabero.

[3] Cfr. Fanpage: Página Voces del Guayabero.

[4] Ver denuncia pública 01

[5] Denuncia pública N° 02 ver página Corporación Claretiana Norman Pérez Bello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.