DENUNCIA PÚBLICA N° 15 REGIÓN DEL GUAYABERO – COLOMBIA LAS COMUNIDADES DE LA REGIÓN DEL GUAYABERO DENUNCIAN DISPAROS Y VIOLENCIA POR PARTE DE LA FUERZA PÚBLICA EN CONTRA DE LA POBLACIÓN CIVIL

“Queríamos respuestas y nos recibieron a bala”

Desde el Espacio Humanitario Campesino del Guayabero, lugar exclusivo de población civil amparado en los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario -DIH-, compuesto por organizaciones sociales defensoras de derechos humanos y las comunidades campesinas, denunciamos que continúan las agresiones y violaciones a derechos humanos por parte de la Fuerza Pública en la región.

 

HECHOS

El primero de diciembre del año en curso, en el marco de la manifestación pacífica que llevan a cabo las comunidades de la Región del Guayabero en la Vereda Puerto Cachicamo, jurisdicción de San José del Guaviare, los y las campesinas se dirigen a la Fuerza Pública que se encuentra en este territorio llevando a cabo labores de control territorial, haciendo retenes, empadronamiento, individualizando a la población, pidiendo cedula y tomando huellas dactilares . Estos servidores públicos bajo el mando del Subteniente Mosquera Reina, reciben con disparos a la población campesina como respuesta a la intensión de concertar el retiro de estas tropas y del pie de fuerza.

Las y los campesinos les mencionan a la Fuerza Pública: “vamos a traer a los Derechos Humanos, nosotros solo queríamos respuestas y nos recibieron a bala”, frente a esto un miembro del Ejército responde: “traiga a esos de DD.HH. que acá también les damos plomo”.

Las organizaciones Defensoras de Derechos Humanos que se encuentran en el territorio acuden al lugar de los hechos para reiterar en el diálogo con la Fuerza Pública, la respuesta de ellos es que el militar que disparó no hacia parte de su unidad. Adicionalmente, a uno de los integrantes del equipo del Espacio Humanitario le estaban grabando con mucho detalle su rostro y esto inquietó mucho más la situación entre la población y el Ejército Nacional, hecho que empeoró la situación de agresión violenta.

Reiteramos en denunciar la respuesta violenta ante la manifestación pacífica y las exigencias de las comunidades campesinas de la región, rechazamos de manera contundente la infracción del principio de distinción y proporcionalidad por parte de la Fuerza Pública.

ANTECEDENTES:

  • El lunes 29 de noviembre en diálogos con el Ejército Nacional mencionan que estaban acampando a más de 1.500 metros de la población civil. La comunidad asegura que estas tropas estaban desde hacía siete meses en este lugar de manera estática. En este espacio hoy en día cuentan con cultivos de yuca, plátano, sandía y hasta un gimnasio.

 

  • El 26 de noviembre se desplazan comunidades de diferentes veredas a apoyar una manifestación pacífica en la vereda Puerto Cachicamo, se han realizado labores pedagógicas y reuniones preparatorias entre la comunidad para unirse en defensa de la población civil que se ha visto afectada por el actuar de la Fuerza Pública en esta zona.

 

  • El sábado 27 de noviembre sobrevuela un helicóptero por la vereda y por medio de un alto parlante intimidan y amenazan a la población civil con detenerlos y darles hasta cuatro años de cárcel si continúan con la intensión de protestar. Han dicho: Habitantes de la vereda Puerto Cachicamo, no se deje conducir por intereses de grupos armados ilegales organizados residuales en contra de funcionarios públicos. Recuerde que atentando contra servidores públicos incurrirá en delitos del código penal articulo 429 incurriendo en un delito que lo puede llevar de 4 a 8 años de prisión.
  • Desde el Espacio Humanitario, el 27 de noviembre se expide la Denuncia Publica N° 14 en el cual: Denunciamos a la Fuerza Pública por las continuas amenazas y la responsabilizamos de cualquier inconveniente de seguridad que pueda poner en riesgo la vida y la tranquilidad de la población civil en el marco de la manifestación pacífica.

SOLICITUDES

1. Al gobierno nacional en cabeza del presidente Iván Duque Márquez, insistimos en atender los llamados de las comunidades de la Región del Guayabero que piden un trato justo y digno en la exigencia de su derecho a la tierra y la permanencia en el territorio, derecho a ser escuchados por las instituciones y las autoridades competentes que permitan concertar salidas a la crisis Humanitaria que vive la región.

Cumplir con lo pactado en el marco del Acuerdo de Paz, en especial el punto uno sobre reforma rural integral y el punto cuatro sobre solución al problema de las drogas ilícitas. Que se priorice la sustitución concertada, gradual y voluntaria por encima de la erradicación forzada y se establezca una mesa de diálogo y concertación en la región del Guayabero, para encontrar soluciones sostenibles y permanentes para esta región. A su vez, que se brinden garantías de seguridad y el debido proceso para la de reincorporación de excombatientes a la vida civil.

De la misma manera, se respete por parte de las FFMM los DD.HH y el D.I.H., dejando a la comunidad por fuera del conflicto armado.

2. A la Procuraduría General de la Nación, iniciar investigaciones disciplinarias contra los militares responsables de violaciones a Derechos Humanos; exigir a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega el respeto irrestricto de los DD.HH. y el D.I.H. en el marco de los operativos que se adelantan en la Región del Guayabero.

3. A la Defensoría del pueblo,hacer presencia en el territorio, acompañar a las comunidades campesinas para exigir el respeto de los Derechos Humanos a los militares y emitir una alerta de inminencia por el riesgo en el que se encuentran las comunidades por las continuas agresiones cometidas por la Fuerza pública y la presunta presencia de actores armados ilegales en el territorio.

4. Al Ministerio de Defensa y las Fuerzas Militares, realizar las investigaciones disciplinarias y penales internas necesarias para establecer responsabilidades frente a la violación a derechos humanos en el marco de los operativos de erradicación forzada y dar instrucciones precisas sobre el respeto sin condiciones de los Derechos Humanos por parte de las tropas.

Instruir a los efectivos militares en DD.HH. y D.I.H., para que respeten y no hagan uso de lugares protegidos por el DIH, como escuelas, canchas de fútbol, entre otros espacios personales y colectivos de la sociedad civil, así como el respeto por los espacios, zonas o asentamientos humanitarios que se encuentran en la región, exigiendo que como funcionarios públicos, deben presentarse ante las comunidades de manera clara y visualizada, que cada vez que estén cumpliendo con sus labores porten de manera adecuada los uniformes e insignias y el respeto a los Derechos Humanos y el Derecho internacional humanitario.

5. A las Alcaldía Municipal de Vista Hermosa,San José del Guaviare, Macarena y Puerto Rico como a la Gobernación del Meta y Guaviare para que como autoridades civiles garanticen la atención a la población civil, que en estos momentos vive una grave crisis de Humanitaria y de Derechos Humanos, producto de los diferentes operativos militares que se están presentando en el territorio y las múltiples violaciones de Derechos Humanos de las que han sido víctimas.

6. A la Comunidad Internacionalvelar por la garantía de Derechos Humanos de habitantes de por lo menos 100 veredas de la región del Guayabero que se han visto afectadas por el incumplimiento a los acuerdos, la estigmatización y el tratamiento del gobierno nacional.

 

Publicaciones Similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.