Encuentro Interétnico en Puerto Gaitán, Meta

Posted on Posted in Noticias

Delegaciones de pueblos indígenas y comunidades campesinas de los departamentos de Meta, Casanare y Vichada y organizaciones defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales nos encontraremos del 20 al 22 de septiembre en el Asentamiento Indígena ASEINPOME, municipio de Puerto Gaitán, inspección El Porvenir (Meta) para seguir afianzando una ruta conjunta en defensa de la vida y el territorio, en el marco del II Tejido y Unuma: Nuestro Oriente es un territorio de vida indígena y campesina.


Hace años que nos hemos propuesto acompañar las iniciativas de comunidades campesinas e indígenas de la Orinoquía colombiana que trabajan en defensa de sus derechos humanos y territoriales. Así tenemos una presencia constante en distintos territorios de esta región a los que llegamos por petición de líderes sociales que dedican sus esfuerzos a denunciar las graves situaciones de los que son víctimas constantemente estas comunidades.

Campesinas y campesinos ven amenazado su derecho a vivir dignamente en el territorio que han habitado históricamente, en el que nacieron y donde desplegaron sus sueños, esperanzas y proyectos de vida. Resultan incómodos para los intereses económicos de empresarios y políticos nacionales y extranjeros que ven en su forma de vida campesina un obstáculo para el desarrollo de megaproyectos.

A pesar de las sentencias judiciales que reconocen el derecho a la tierra de las comunidades campesinas, las entidades estatales y gubernamentales se han desentendido de su responsabilidad de darles cumplimiento en una actitud que raya con la complicidad con quienes pretenden despojar a estas comunidades.

En el caso indígena, encontramos un panorama de exclusión social que se afirma sobre la base de un racismo soterrado, herencia de siglos de etnocidio que hasta hace muy poco tenía lugar a través de las mal llamadas “guahibadas”, eventos en los que se masacraba familias enteras bajo el señalamiento de abigeato y que permitió la apropiación de grandes extensiones territoriales por parte de terratenientes.

Hemos sido testigos del enorme drama que viven algunos pueblos que se encuentran al borde de la extinción. Este es el caso de la etnia Waüpijiwi que, producto del cercamiento al que los han sometido los proyectos agroindustriales y ganaderos así como la presencia de grupos armados en sus territorios, se encuentra confinada en un espacio en el que no puede desarrollar sus prácticas ancestrales ni garantizar su seguridad y soberanía alimentaria.

La confluencia entre lo indígena y lo campesino no ha estado exenta de conflictos en esta región y es por esto que nos hemos animado a motivar la segunda versión de un encuentro que pretende conciliar dos perspectivas de mundo que coinciden en el respeto por la naturaleza, la importancia de defender el territorio y la esperanza de vivir dignamente y en paz.