COMUNICADO PÚBLICO ILSA/12 DE SEPTIEMBRE

Posted on Posted in Noticias

La Corporación Claretiana Norman Pérez Bello, respalda y suscribe el presente comunicado publico de ILSA.

1- ILSA es una organización no gubernamental con cuarenta años de trabajo en el campo d ela promoción y exigibilidad de los derechos humanos

2- En la Región del Río Ariari desde hace ocho años hemos apoyado a los equipos de Pastoral Social y organizaciones sociales en la formación en temas relacionados con derechos humanos, en el diagnóstico y seguimiento a conflictos socio-ambientales que afectan los derechos sociales y colectivos de las comunidades campesinas, y apoyado los procesos sociales de incidencia política en los planes de desarrollo de los períodos 2013-2016 y 2016-2019.

3- Entre febrero y marzo de 2015, ILSA, junto con otras organizaciones de derechos humanos y ambientalistas, apoyó la iniciativa de Concejales del Municipio de Granada, respaldada por Concejales de otros municipios del Ariari, del departamento del Meta, y de diferentes partes del país, para interponer una demanda de nulidad ante el Consejo de Estado, en contra el Decreto 2691 de diciembre de 2014 que habilitaba todo el territorio nacional para la el desarrollo de la minería, pasando por encima del principio de descentralización administrativa y de autonomía de los entes territoriales para decidir sobre los usos del suelo. Varias demandas, entre esas la promovida desde la región con el apoyo de ILSA, lograron neutralizar hasta hoy la aplicación de este Decreto que violaba los derechos sociales, ambientales y de participación de las comunidades campesinas.

4. En el año 2016, ILSA realizó con el apoyo del PNUD y de la Gobernación del Meta una investigación de campo con cerca de 120 organizaciones de veinte municipios del Departamento, para evaluar las capacidades organizativas para la incidencia en la etapa del post-acuerdo. La investigación se publicó y difundió ampliamente bajo el título “Línea de base para establecer las capacidades de incidencia de las organizaciones de la sociedad civil y plataformas de derechos humanos en 20 municipios del departamento del Meta” (noviembre de 2016).

 

5. Desde el año 2016, nuestro trabajo regional ha profundizado en experiencias de incidencia política de las organizaciones campesinas de algunos municipios del Ariari frente a los planes de desarrollo y al impulso de presupuestos participativos. De igual manera, hemos apoyado trabajo en temas relacionados con la implementación de los Acuerdos de Paz de La Habana, se ha realizado apoyo en los pactos políticos de Paz en los municipios de Uribe, Mesetas y Lejanías y se ha hecho fortalecimiento a través de procesos de formación de las capacidades de incidencia política de las organizaciones campesinas, de las mujeres, de víctimas y de la ciudadanía en general.

6. En desarrollo de esta agenda, los días 9 y 10 de septiembre de 2017, realizamos en el Municipios de Mesetas un encuentro con organizaciones de mujeres de la Región del Ariari, con el propósito de divulgar información relacionada con el desarrollo normativo de la implementación de los Acuerdos de Paz frente a los derechos humanos de las mujeres, y construir con las organizaciones de mujeres de varios municipios, posibilidades de incidir en la políticas públicas mediante las cuales se puede avanzar en la construcción de una paz territorial, con justicia social y basada en el respeto y garantía de los derechos. Este taller fue concertado con las organizaciones sociales, en una agenda surgida en un encuentro regional realizado en el Municipio de Granada los días 18, 19 y 20 de mayo de 2017.

7. En el marco de este encuentro con organizaciones de mujeres de la Región del Ariari, orientado por dos profesionales del equipo de trabajo de ILSA, la líder social, Cecilia Lozano, miembro de la junta directiva de la Asociación de Mujeres Desplazadas del Meta – ASOMUDEM – organización de la que hacen parte víctimas del desplazamiento forzado consecuencia de las masacres de Mapiripán, recibió en su celular una amenaza de muerte de autoría desconocida, por sus actividades de derechos humanos y en la reclamación de las tierras despojadas.

8. Ante la gravedad del hecho, las organizaciones Humanidad Vigente Corporación Jurídica y la Asociación de Mujeres Desplazadas del Meta – ASOMUDEM, han divulgado la siguiente ACCION URGENTE1 que suscribimos y respaldamos totalmente como ILSA:

“Acción Urgente Reiteran amenazas de muerte en contra de líderes sociales víctimas de las masacres de Mapiripán. 11 de septiembre de 2017”

“De manera URGENTE, Humanidad Vigente Corporación Jurídica y la Asociación de Mujeres Desplazadas del Meta – ASOMUDEM – ponemos en conocimiento de la opinión pública, las autoridades municipales, departamentales y nacionales, las graves amenazas de muerte de las que vienen siendo víctimas la señora Cecilia Lozano, y el joven Juan Carlos Castro, miembros de la junta directiva de la Asociación de Mujeres Desplazadas del Meta – ASOMUDEM – organización de la que hacen parte víctimas del desplazamiento forzado consecuencia de las masacres de Mapiripán – Meta, y a través de esta organización las víctimas vienen exigiendo sus derechos a la reparación integral y la restitución de tierras, solicitando el retorno con garantías y la restitución de sus predios que les fueron despojados”.

“Últimos hechos”

El día de ayer – domingo 10 de septiembre de 2017-, en horas de la mañana, la señora Cecilia Lozano y el joven Juan Carlos Castro recibieron en sus teléfonos celulares varios mensajes de texto en los que les amenazan de atentar contra sus vidas y las de sus familias por el trabajo que realizan en la exigencia para la restitución de tierras de las víctimas de Mapiripán que hoy se encuentran aún en situación de desplazamiento”.

“Hechos recientes”

El pasado mes de agosto ya se habían presentado seguimientos y hostigamientos en contra de la señora Cecilia Lozano, estos sucedieron en la vía que conduce de San José del Guaviare a Villavicencio. El 27 de agosto, ingresaron a la casa de la hermana del joven Juan Carlos Castro, hurtando algunos objetos de valor; ese mismo día, hacia las 11:30 de la noche, un sujeto vestido de civil intentó ingresar a la casa del joven Juan Carlos Castro utilizando llaves y forzando la puerta. Por estos hechos Humanidad Vigente emitió acción urgente, Seguimientos y hostigamientos en contra de líderes del proceso de restitución de tierras de Mapiripán – Meta solicitando a las autoridades adoptar medidas para la protección de la vida e integridad de estos líderes sociales, sin tener respuesta positiva de parte de éstas”.

“Por lo anterior y con mensaje de urgencia, reiteramos:

Exigencias:

  • Al Estado colombiano para que garantice de manera efectiva a las víctimas de Mapiripán y a los directivos e integrantes de ASOMUDEM la vida e integridad física y demás derechos fundamentales, que les han sido vulnerados o se hallan en inminente riesgo de serlo, adoptando medidas urgentes y eficaces de protección.
  •  A la Fiscalía General de la Nación y autoridades competentes para que investiguen, individualicen y judicialicen a los autores intelectuales y materiales de estos graves hechos.
  •  A la Unidad Nacional de Protección, seguir las recomendaciones emitidas por la Defensoría del Pueblo en el mes de marzo y adoptar planes y medidas colectivas de protección para las organizaciones y movimientos sociales a los que se hace referencia en el informe.”

Solicitudes:

  • A la comunidad internacional, a las delegaciones diplomáticas con sede en Colombia y a la Oficina en Colombia del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, para que en el marco del cumplimiento de sus respectivos mandatos, insten al Estado colombiano y a sus autoridades, para que se respeten y garanticen integralmente los derechos fundamentales de las víctimas de Mapiripán e integrantes de ASOMUDEM y se brinden garantías reales para el desarrollo de sus labor en procura del restablecimiento de sus derechos.
  •  A la comunidad nacional, organizaciones de derechos humanos, sociales, gremiales y ambientalistas, su expresión de solidaridad con las víctimas de Mapiripán y su organización ASOMUDEM respaldando esta acción y enviando sus pronunciamientos ante las autoridades estatales responsables de garantizar sus derechos”

“La vida de los líderes de ASOMUDEM se encuentra en eminente peligro, las amenazas cada vez son más constantes y agresivas, el Estado colombiano tiene la obligación de garantizar la vida de quienes defienden los derechos humanos, por lo tanto debe brindar de manera inmediata medidas efectivas y especiales de atención y protección a las personas que se encuentran organizadas en ASOMUDEM preservando su vida, su integridad y la de sus familias, garantizando sus derechos a la justicia, la verdad, la reparación integral y las garantías de no repetición”.

 

1 http://humanidadvigente.net/accion-urgente-reiteran-amenazas-muerte-lideres-sociales-victimas-las-masacres-mapiripan/

9. ILSA hace un llamado de unidad, sororidad y respeto para las organizaciones que defienden la implementación de los acuerdos de paz en el territorio del Ariari. Igualmente manifestamos nuestra preocupación por el rechazo frente a los temas de paz que se expresó en el pasado encuentro de mujeres celebrado los días 9 y 10 de septiembre.

10. Es legítimo el derecho a disentir y a mostrar desinterés frente a la implementación del acuerdo de paz, pero no son aceptables las actitudes de saboteo en los encuentros y el oportunismo político. Rechazamos todo acto que busque pasar por encima de los procesos de reflexión y fortalecimiento organizativo que se vienen propiciando en el territorio. Exigimos por lo mismo, respeto al trabajo que viene realizando ILSA en colaboración con las organizaciones sociales y de mujeres en algunos municipios del Ariari.

11. El día 10 de septiembre dos asistentes al encuentro de mujeres, que cuestionamos mediante este Comunicado Público, al finalizar el evento informaron por vía telefónica a las profesionales de ILSA encargadas del encuentro, que al salir del mismo, presuntamente, recibieron amenazas por parte de dos hombres que iban en una motocicleta, y que les ordenaron salir del municipio donde transcurrió el evento. Instamos a las dos mujeres que recibieron las presuntas amenazas, a realizar las denuncias correspondientes ante las autoridades competentes por estos hechos, y les exigimos que cesen los juicios calumniosos que han hecho contra las organizadoras del evento en Mesetas, como por ejemplo, imputarles responsabilidades frente a su seguridad. Se les invita a realizar acciones que fortalezcan la reconciliación y la paz.

12. Reafirmamos el interés de ILSA de seguir apoyando y fortalecimiento a las diferentes organizaciones de mujeres y sociales de la Región del Ariari, con quienes hemos venido tejiendo relaciones de solidaridad y de trabajo académico, socio-jurídico y de promoción y defensa de los derechos humanos.

SUSCRIBEN ESTE COMUNICADO:

ILSA

ASOCIACIÓN DE MUJERES DESPLAZADAS DEL META (ASOMUDEM)

CORPORACIÓN CLARETIANA “NORMAN PEREZ BELLO”

ASOCIACION REGIONAL DE MUJERES DE LA ORINOQUIA Y CENTRO DE COLOMBIA “MARIA MERCEDES MENDEZ”

EL CUARTO MOSQUETERO MEDIO ALTERNATIVO DE COMUNICACIÓN

COLECTIVO INTERFERENCIA DE ARTE

 LIDERESAS DE VISTA HERMOSA Y MESETAS

*Fotografia de Ilsahttps://www.facebook.com/ILSA.Colombia/photos/rpp.1621718154756500/1895519037376409/?type=3&theater